Empresas salvadoreñas redujeron su competitividad: Foro Económico Mundial

Empresas en ForoLas empresas en el país no salieron bien calificadas en el Índice de Competitividad Global, ya que en los últimos años bajaron su desempeño en el trabajo ético, la eficiencia del trabajo, la protección a los accionistas minoritarios, entre otros. No es la primera vez que la empresa privada salvadoreña sale mal evaluada, el año pasado el Banco Mundial, por medio del Doing Business, afirmó que el empresariado es poco transparente. El gobierno subió cuatro puntos en el informe.

El Foro Económico Mundial (FEM) afirmó que las empresas salvadoreñas disminuyeron su competitividad en el último año, contrario al papel desempeñado por el país que en general subió cuatro posiciones, según indica el reciente índice elaborado por esta institución.

El Índice de Competitividad Global (ICG) publicado la semana pasada analiza las políticas y factores que determinan la productividad de las economías y que por lo tanto definen el potencial de crecimiento y prosperidad de los países, según la escuela de negocios INCAE, quien contribuye en la elaboración del documento.

La medición destaca que el país subió cuatro escaños y pasó del lugar 101 al 97, de 148 naciones analizadas. Pero, las empresas en El Salvador cayeron en las posiciones donde se les miden su nivel ético, la eficiencia de trabajo, la protección a los accionistas minoritarios entre otros.

El IGC detalla que el sector privado cayó hasta 38 posiciones en las variables de la medición. Transparencia Activa accedió a los resultados e indican que en la rigurosidad en la implementación de estándares contables, las empresas pasaron de la posición 90 a la 128.

También, en la protección a los inversionistas cayeron 22 lugares, posicionándose del 117 al 139. La eficiencia de las juntas administrativas pasó del puesto 1000 al 83.

El Índice detalla que el comportamiento ético de las empresas en el país no ha sido el mejor en el último año, porque se movió del 118 al 123, cayendo cinco posiciones. Además, la protección a los inversionistas se colocó en el lugar 134 y ya no en el 130, como en 2012.

El gerente de la Unidad de Inteligencia Económica (UIE) del Ministerio de Economía (MINEC), Jorge Seaman, afirmó que la encuesta se realiza a más de 100 empresarios de todos los rubros, pero no se sabe exactamente si es hacia los gerentes o los presidentes de las compañías.

Según la UIE, en el estudio de opinión realizado por el FEM no es posible identificar el tamaño de los empresarios, generándole al Gobierno dificultades en la elaboración de planes para mejorar los beneficios al sector.

Seaman aseguró que las variables del índice que más cayeron son las que se relacionan al trabajo de la empresa privada y que si se comparan con las del Gobierno, los primeros bajaron significativamente.

 

“En temas que les competen a ellos (los empresarios) si cayeron varias posiciones; han ido bajando peldaños respecto a los dos últimos dos años. De 2006 para acá mejoraron, pero luego cayeron. Es una percepción de los encuestados”, expresó el gerente de la UIE.

No es la primera vez que la empresa privada en El Salvador sale mal calificada en una medición internacional. En octubre del año pasado el Banco Mundial, por medio del Doing Business, afirmó que el empresariado es poco transparente.

Mejoras en posiciones

La UIE aseguró que la subida de las cuatro posiciones del país en el IGC se debe a mejoras en la estabilidad macroeconómica, en las instituciones, en la educación universitaria y capacitación, en la innovación, en los negocios, en salud y educación primaria.

Según Seaman, El Salvador muestra un desempeño sobresaliente en Latinoamérica en la infraestructura, ya que se cuenta con la calidad de las carreteras y de las instalaciones del transporte aéreo, así como la alta subscripción de telefonía móvil.

Donde existieron mejoras de las posiciones son la protección a la propiedad intelectual, subiendo del puesto 133 al 121; desvío de los fondos públicos, 110 al 92; independencia judicial, 116 al 105; eficiencia del marco judicial, 117 al 110; malgasto de los fondos del Gobierno, 130 al 115; y, la confianza en los políticos, del 135 al 104.

“Esta mejoría se debe principalmente al desempeño del sector público el cual, según la percepción de los empresarios, ha mejorado” afirmó el gerente de la unidad del MINEC.

Seaman afirmó que el índice de competitividad se compone aproximadamente en un 70% de respuestas que radican en la percepción de solo 100 empresarios que “no representa en su totalidad el verdadero entorno del tejido empresarial salvadoreño”.

Comments

Galería de fotos

Designed by Gabfire themes