Brasil aprueba leyes contra intereses ilegales en tarjetas de crédito

Sao Paulo, 2 de octubre (EFE). – El Senado de Brasil aprobó el lunes un proyecto de ley que prohíbe las tasas de interés ilegales en las tarjetas de crédito como parte de un paquete de medidas destinadas a reducir el alto nivel de endeudamiento de la población.

A partir de ahora, las tasas de interés cobradas por los bancos tendrán que ser aprobadas por la Comisión de Bolsa y Valores o de lo contrario se prohibirá que los intereses excedan el valor original de la deuda.

Actualmente, la tasa de interés promedio de las tarjetas de crédito en Brasil es un impactante 400% anual, aunque algunas instituciones pequeñas cobran cifras astronómicas que alcanzan el 1000% anual.

La Federación Bancaria Brasileña (Febraban) criticó el proyecto de ley en septiembre de 2022 cuando fue votado en la Cámara de Diputados, argumentando que los «límites artificiales» a las tasas de interés podrían hacer que las tarjetas de crédito sean «económicamente insostenibles».

La nueva ley, que espera la aprobación presidencial, también otorga estatus legal al programa de renegociación de la deuda aprobado por decreto por el gobierno del presidente Luiz Inácio Lula da Silva en julio.

El programa pretende beneficiar a 70 millones de personas que no tienen acceso al crédito debido a sus altos niveles de endeudamiento.

En los primeros tres meses del programa, los bancos renegociaron 15.800 millones de reales (unos 3.120 millones de dólares/2.900 millones de euros) de deuda, eliminando a casi 6 millones de brasileños de la lista de morosos, según datos de Febraban.

Alrededor del 77% de las familias brasileñas están endeudadas y el 12% no pueden pagar sus deudas, según una encuesta mensual elaborada por la Confederación Nacional del Comercio de Bienes, Servicios y Turismo (CNC).EFE

MP/MCD

Puede interesarte

‘Sin agua no hay vida’: la sequía en la Amazonía brasileña aumenta los temores sobre el futuro

MANAUO, Brasil — Las comunidades que dependen de los cursos de agua de la selva …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *