El voto de la diáspora de El Salvador está aumentando, lo que probablemente le dará al presidente Bukele un impulso en las elecciones.

SAN SALVADOR (AP) — Un récord de 51.226 salvadoreños que viven en el extranjero votaron en las próximas elecciones presidenciales de El Salvador en los primeros tres días después de que el país abrió el voto electrónico en el extranjero por primera vez, confirmaron el martes dos funcionarios electorales a The Associated Press.

Se espera que la votación en el extranjero ayude al presidente Nayib Bukele, cuya administración lanzó el sistema de votación por Internet en su búsqueda de la reelección. Ya se esperaba que ganara Bukele, que ganó por más de 600.000 votos en las últimas elecciones de 2019.

Es muy popular entre los salvadoreños después de años de tomar medidas enérgicas contra la violencia de las pandillas, pero líderes y observadores de la oposición lo han acusado de socavar la democracia con arrestos arbitrarios y la lenta eliminación de los controles y equilibrios constitucionales.

La cifra es doce veces mayor que el número de personas que votaron fuera del país en toda la elección presidencial de 2019, cuando solo votaron 3.808 salvadoreños residentes en el exterior.

Aproximadamente una de cada cuatro personas de La pequeña nación centroamericana de 6,3 millones de habitantes vive en el extranjero, la mayoría en Estados Unidos. Los votantes en el extranjero todavía tienen casi un mes para emitir su voto antes de las elecciones del 4 de febrero.

El aumento del voto en el extranjero subraya la creciente importancia política de la diáspora salvadoreña para Bukele mientras intenta mantenerse en el poder en las próximas elecciones del 4 de febrero a pesar de prohibición constitucional de la reelección.

Hasta el lunes por la mañana, 45.832 personas en el extranjero habían votado para el Congreso de El Salvador, según los dos observadores electorales. Hablaron bajo condición de anonimato porque no están autorizados a hablar sobre el tema.

Milena Mayorga, embajadora de El Salvador en Estados Unidos, dijo a la AP en un correo electrónico el martes que el nuevo sistema de votación surge en respuesta a años de demandas de la diáspora del país, muchos de los cuales emigraron a Estados Unidos huyendo de la violencia de las pandillas y la pobreza.

“Para el presidente Bukele todos los salvadoreños, sin importar dónde se encuentren, son importantes. Incluso aquellos que quizás no estén de acuerdo con él”, dijo Mayorga.

Calificó el aumento sin precedentes de votos como un reflejo de Bukele. éxito en su guerra contra las pandillas de El Salvador.

«Sin duda todos los salvadoreños ven el cambio que ha atravesado el país y probablemente votarán por ese cambio, por esa seguridad que hoy existe», afirmó.

Bukele disfruta la elevación índices de aprobación desde que comenzó su brutal guerra contra las pandillas de El Salvador hace casi dos años, suspendiendo derechos constitucionales y encarcelando a decenas de miles de personas con poco acceso al debido proceso. Las tiendas de souvenirs comenzaron a vender gorras, imanes y camisetas de Bukele pidiendo su reelección.

En el exterior, una encuesta de noviembre de 2021 realizada por el Centro de Estudios Científicos, Sociales y Económicos de Centroamérica (CIESCA) encontró un apoyo abrumador entre la diáspora salvadoreña a la reelección de Buquele.

Mientras tanto, críticos y opositores políticos dijeron que el presidente estaba utilizando su popularidad entre la diáspora como una «herramienta política» para legitimarlo frente al escrutinio internacional, y expresaron preocupaciones sobre la transparencia y seguridad del sistema de votación en línea.

Pocos en el extranjero han sentido los efectos de la represión del líder contra las pandillas y la disidencia, dijo Roberto Dubón, estratega de comunicaciones y candidato al Congreso por el antiguo partido de Bukele, el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

«Hay muchos salvadoreños fuera del país que viven en esta burbuja donde no han vivido en el país desde hace 20 o 30 años, y se sienten orgullosos, por eso votan por el presidente», dijo Dubón.

El presidente fue criticado internacionalmente por » comete sistemáticamente graves violaciones de los derechos humanos ″ al disolver su pandilla.

Otros advierten que su candidatura a la reelección -desafiando una prohibición constitucional- plantea un riesgo para la ya frágil democracia del país. La Corte Suprema, formada por jueces elegidos personalmente por los aliados de Bukele en el Congreso, reinterpretó en un fallo de 2019 una disposición que durante mucho tiempo ha impedido a los presidentes postularse para la reelección para despejar el camino para un segundo mandato.

Aun así, la abrupta caída resultante de la violencia, sumada a una elaborada máquina mediática que emite propaganda progubernamental le valió a Bukele una base sólida tanto en El Salvador como en el extranjero.

César Pocasangre, un salvadoreño de 42 años que vive en Francia, estuvo entre los que votaron por Buchelle esta semana en línea. Dijo que muchos salvadoreños como él que viven fuera del país apoyan al presidente porque han visto cambiar la reputación de su país.

«Vemos a través de nuestras familias que la gente está encontrando mejores condiciones de vida en El Salvador», dijo. «Hay gente que está de acuerdo y gente que no, pero el presidente siempre cumple sus planes».

Pocasangre dijo que sólo le tomó dos minutos votar y dijo que el proceso fue «intuitivo, fácil y parece bastante seguro».

Pero observadores como Ana María Méndez, analista de Centroamérica en la Oficina de Washington para América Latina, una organización de derechos humanos sin fines de lucro, han expresado preocupaciones sobre el sistema de votación en línea.

Se unió a los observadores y miembros de la oposición salvadoreña al decir que había muy poca supervisión gubernamental o transparencia sobre el sistema de votación internacional.

La administración de Bukele ha sido acusada de amasar las elecciones en los últimos años con medidas que incluyen acoso rutinario de oposición política y organismos de control y una reforma electoral que consolidó aún más el ya fuerte poder del líder.

Mendes dijo que el nuevo sistema potencialmente allana el camino para la manipulación de votos porque «no hay forma de verificar o auditar el voto». Añadió que es probable que los votos en el extranjero, que se contarán todos en el área metropolitana bajo las reformas electorales de Bukele, tengan un gran impacto.

«Estamos muy preocupados por esta falta de transparencia y una clara falta de normas y reglas en torno a esta votación», dijo. «La falta de controles y equilibrios y la concentración de poder que tiene Bukele es preocupante para cualquier democracia».

El gobierno de Bukele desestimó las preocupaciones y dijo que no había recibido ninguna queja formal sobre el sistema por parte de otros candidatos o partidos.

«Nosotros, como gobierno, estamos más interesados ​​en garantizar que el proceso se lleve a cabo en total paz y transparencia», dijo Mayorga.

___

Janetsky informó desde la Ciudad de México.

Puede interesarte

¿Cuánto cuestan las entradas para ver a Lionel Messi jugar en el Inter Miami vs El Salvador?

La pretemporada del Inter Miami de cara a la campaña de la MLS 2024 ya …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *