La policía brasileña arrestó a un ex bombero en relación con el asesinato de una municipal en Río

Por ESTEBAN RIOSECO | SANTIAGO, Chile — En un año de profunda reflexión y conmemoración de dos momentos decisivos en la historia de Chile, «Las Locas del 73» documenta el 50 aniversario de la primera marcha por los derechos de los homosexuales en el país, que tuvo lugar meses antes del golpe de 1973.

Víctor Hugo Robles, alias El Che de los Gays, dirigió el documental con la documentalista Carolina Espinosa, que la Sociedad Sonora, una productora, ayudó a estrenar en Chile y España el 22 de abril, en el 50 aniversario de la protesta. El documental ha demostrado ser un éxito rotundo y festivales de cine de varios países tienen previsto proyectarlo en los próximos meses.

Este documental es un homenaje doblemente significativo.

No sólo cuenta la valiente historia de un grupo de chilenos gays y transgénero que el 22 de abril de 1973 protestaron contra la discriminación social y la represión policial, sino que también destaca la compleja relación entre esa lucha y el traumático golpe que cambió el destino de Chile para siempre.

Raquel, Eva, Larguero, Romane, José Caballo, Vanessa, Frecia Soto, Confort, Natacha, Peggy Cordero y Gitana fueron los protagonistas de lo que los medios de la época calificaron como la escandalosa manifestación que tuvo lugar en la Plaza de Armas de Santiago. anuncio de una zona que las familias frecuentaban los domingos, aquella tarde de domingo otoñal. El golpe se produjo menos de cinco meses después, el 11 de septiembre de 1973.

La mayoría de los chilenos LGBTQ+ en ese momento estaban en el armario.

La discriminación estaba tan extendida que nadie se atrevía a revelar públicamente su orientación sexual o identidad de género. (Las relaciones sexuales consensuales entre personas del mismo sexo se castigaban con prisión hasta que se despenalizó en el código penal del país en 1999). En ese momento, la policía realizaba redadas rutinarias en reuniones privadas de personas LGBTQ+, y los arrestos «indecentes» eran algo habitual.

Si bien los medios de comunicación de la época dieron amplia publicidad a la icónica protesta, fue una especie de mito urbano entre los chilenos LGBTQ+ hasta la década de 1990. Se rumoreaba que un «grupo de locas» había organizado un motín en la década de 1970, pero la fecha exacta no está clara. Parecía una historia sin protagonistas, una leyenda local sujeta a exageraciones y reveses.

Fue esta ambigüedad la que despertó la curiosidad de Robles, que comenzó a investigar y reconstruir el episodio.

«Escuché muchas historias de que hubo una protesta gay durante la época de Salvador Allende, pero nadie estaba seguro», dijo Robles al Washington Blade. “Pasé mucho tiempo investigando esta protesta. Me llevó mucho tiempo. Yo diría que me llevó más de un año, casi dos años, encontrar el momento adecuado porque tenía que acudir a los periódicos de la época. Había que pedirlos en la biblioteca y revisarlos periódico por periódico, mes por mes, y tardaba mucho en sacar los periódicos del almacén”.

Agregó que “ahora está todo digitalizado, pero en ese momento nada (estaba), entonces comencé a revisar el periódico porque todo estaba en el periódico mismo”.

«Todo el mundo habla de Clarín, que era el periódico más importante de la época, de enorme tirada. Eran medios de comunicación populares; con un lenguaje sarcástico, directo, irónico, humorístico”, dijo Robles. «Entonces empecé a mirar Clarín, mes a mes, en 1970, 1971 y 1972».

Víctor Hugo Robles es un activista, periodista y escritor chileno (Foto cortesía de Víctor Hugo Robles)

Robles le dijo al Blade que ya había desistido de su búsqueda cuando un amigo le dio una pista que eventualmente revelaría información valiosa para reconstruir la historia del movimiento LGBTQ+ chileno.

«Casi me di por vencido hasta que un amigo me dio un dato sobre la revista Paloma, que era la revista de izquierda en ese momento, una revista comunista, y de ahí surgió la protesta», dijo Robles. «Recuerda que lo leyó allí».

Recordó que sus expectativas volvieron a aumentar después de esta revelación, porque sabía que esta revista tenía menos números, uno por mes, lo que aumentaba las posibilidades de encontrar más rápido lo que buscaba.

“Entonces me encontré con la noticia. Decía: «Homosexuales a la ofensiva». Un artículo muy pequeño y… dieron la fecha exacta. Luego vino esta manifestación, esta protesta, y estaba fechada el domingo 22 de abril de 1973.

«Inmediatamente, con la fecha en la mano, fui al diario Clarín y efectivamente estaba allí. Salió en primera plana dos días después de la protesta, el 24 de abril de 1973”, recuerda emocionado.

Titulares de Clarín, un periódico chileno de izquierda (Foto cortesía de Víctor Hugo Robles)

Este titular, al que se refirió el periodista chileno, expuso la homofobia existente en la sociedad.

«Los homosexuales preguntan por la luna», tituló Clarín.

Clarín era un periódico progresista de izquierda que apoyaba al presidente Salvador Allende.

El lema del periódico era que estaba «del lado del pueblo». La dictadura de Pinochet cerró inmediatamente Clarín después del golpe.

«Yeguas sueltas, locas perdidas, ávidas de publicidad, se apresuraron, se congregaron para exigir a las autoridades que les dieran una oportunidad, un tiro y un costado a sus desvíos», se lee en el artículo de Clarín sobre la protesta.

La policía no se presentó, aunque la reunión fue bien publicitada.

Portada de la revista Vea (Foto cortesía de Víctor Hugo Robles)

Los informes de los medios continuaron con más insidias.

“Al principio los sodomitas, creyendo que el contingente policial se abalanzaría sobre ellos en cualquier momento, se mostraron cautelosos. Pero rápidamente se soltaron las trenzas… y salieron disparadas, demostrando que la libertad que desean no es más que soltura. Los homosexuales, entre otras cosas, quieren una legislación que les permita casarse y hacer mil y una cosas sin persecución policial. Qué desastre sería eso. No es de extrañar que un anciano sugiriera rociarlos con queroseno y arrojarles una cerilla encendida”, escribió Clarín.

Los periódicos dijeron que las madres taparon los ojos de sus hijos para «no presenciar un espectáculo tan aterrador».

Pero no fue sólo en Clarín.

«Me di cuenta que fue cubierto por muchos medios, por ejemplo el diario Puro Chile. Después también apareció en la portada de la revista Vea, que fue muy importante en ese momento”, dijo Robles.

Esta manifestación marcó un punto de inflexión en la lucha por los derechos de las minorías sexuales en Chile, un camino que sigue siendo relevante y vigente hasta el día de hoy. La película rinde homenaje a los valientes activistas que, por primera vez en la historia de Chile, se enfrentaron a la discriminación y la represión social.

Subsecretario de Derechos Humanos Xavier Altamiranoirse con la medalla pequeña, organizador de la protesta «Las Locas del 73». (Foto cortesía de Víctor Hugo Robles)

La Medalita, Brenda, Marco Ruiz y Marcela Dimonti se encuentran entre los narradores del documental.

Dimonti, además de ser una figura destacada en la lucha por los derechos LGBTQ+, estuvo preso en el Estadio Nacional tras el golpe.

la medalla pequeña muestra foto suya y de otros manifestantes de «Las Locas del 73» (Foto cortesía)

Puede interesarte

Lula de Brasil se reunirá con Zelensky de Ucrania en Nueva York el miércoles

[1/2]El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, asiste a la ceremonia del Día …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *