Las votaciones en Ecuador podrían prohibir la extracción de petróleo en la reserva amazónica y la minería cerca de Quito

QUITO, 31 de julio (Reuters) – Los ecuatorianos decidirán en dos referendos en agosto si los proyectos petroleros y mineros en regiones clave del país pueden seguir adelante, sopesando las preocupaciones indígenas y ambientales con miles de millones en posibles pérdidas de ingresos.

El país sudamericano podría perder alrededor del 12% de su producción de petróleo crudo de 480.000 barriles por día (bpd) si los votantes aprueban el cierre del bloque 43-ITT en la tremendamente diversa reserva natural Yasuní en el Amazonas, mientras que un referéndum local en Quito palos en el bosque del Chocó Andino, quitándoles seis concesiones de oro.

Los activistas ambientales y las comunidades cercanas a los sitios dicen que las prohibiciones son necesarias para proteger la naturaleza, luchar contra el cambio climático y, en el caso del voto por el Yasuní, para proteger a algunos pueblos waorani locales que están secuestrados voluntariamente.

Pero los gremios petroleros y mineros dicen que sus industrias son necesarias para apuntalar la maltrecha economía de Ecuador y que las prohibiciones expondrían las áreas a la minería ilegal y la deforestación.

El presidente saliente Guillermo Lasso, que presidió una elección después de que los legisladores intentaron derrocarlo, no ha logrado aumentar la producción de petróleo ni atraer más inversiones en minería a medida que la violencia y los problemas sociales han empeorado.

Un voto afirmativo en ambos referendos podría complicar las finanzas de su sucesor.

“Queremos mantener nuestro territorio sano y salvo. Dicen que cuando toman petróleo crudo, traen salud, educación, pero no vemos nada, ningún desarrollo”, dijo a Reuters Ene Nenkimo, un líder nacional Waorani, durante una visita a las comunidades Yasuní. «El gobierno desde su escritorio sólo ve árboles… Pero vivimos aquí.»

Hay 650 especies de árboles en una hectárea (2,5 acres) de Yasuní, más que en toda América del Norte, así como cientos de especies de aves, mamíferos, reptiles y peces, según el Ministerio de Medio Ambiente.

Los votantes parecen inclinarse por el «sí» en ambos referendos, dijo Santiago Pérez, jefe de la firma encuestadora Clima Social, que ha realizado encuestas para sus clientes.

«Creo que a medida que la población esté mejor informada y aprenda más sobre Yasuní y Chocó Andino, favorecerá las opciones del sí», dijo.

La petrolera estatal Petroecuador dice que un voto afirmativo en el referéndum de Yasuní le costará al país 13.800 millones de dólares en ingresos durante las próximas dos décadas.

Las plataformas en el ITT tienen hasta 39 pozos cada una para minimizar el espacio que ocupan, dijo a la prensa el presidente de Petroecuador, Ramón Correa, a mediados de julio.

«El parque cuenta con mejores prácticas de protección», afirmó Correa.

Otros dos bloques de Petroecuador en el área no se verán afectados por la votación.

INGRESOS VERSUS MEDIO AMBIENTE

El expresidente Rafael Correa autorizó los campos ITT luego de un intento fallido de recaudar fondos de la comunidad internacional a cambio de una prohibición de desarrollo.

A pesar de las mejoras en tecnología y atención, el desarrollo petrolero en Yasuní ha dañado el medio ambiente y ha amenazado a los residentes, incluidos los aislados voluntariamente, dijo Pedro Bermeo, del grupo de defensa Yasunidos, que ha estado presionando por el referéndum durante una década.

«Nos dijeron que no habría carreteras, ni generación de electricidad, ni bengalas, y hubo un impacto enorme», dijo Bermeo.

Un posible cierre total de la producción en la unidad de ITT evitaría 400 toneladas de emisiones de dióxido de carbono, dijo Yasounidos, aunque el grupo no proporcionó un calendario para la cifra.

Petroecuador dice que no hay antorchas en el bloque, que ocupa el 0,01% del millón de hectáreas de la reserva (2,5 millones de acres) y que las carreteras son respetuosas con el medio ambiente.

Mientras tanto, la oposición a la minería ha bloqueado alrededor de mil millones de dólares en inversiones potenciales durante los próximos dos años, dice la Cámara Minera de Ecuador, aunque un importante proyecto de la australiana SolGold ( SOLG.L ) está avanzando.

La minería fue la cuarta fuente de ingresos de Ecuador el año pasado después de las ventas de petróleo, plátano y camarón, generando 2.800 millones de dólares.

«No es moral detener una industria que puede crear muchas oportunidades en lugar de falsos temores», dijo María Eulalia Silva, presidenta de la cámara, añadiendo que es poco probable que prohibir la producción legal detenga el tráfico de animales, la minería ilegal o la tala ilegal.

Pero los residentes dicen que la minería amenazaría los humedales de gran altitud, el agua y animales como el oso de anteojos.

«La minería creará contaminación del agua, explotación de la tierra y destrucción», dijo Morelia Fuentes, residente de una pequeña comunidad agrícola en el bosque. «Luchamos por tener una vida sana».

Información de Alexandra Valencia, información adicional de Tito Correa y Karen Toro en las provincias de Orellana y Pastaza. Escrito por Julia Simmes Cobb Editado por Margherita Choi

Nuestros estándares: Los principios de confianza de Thomson Reuters.

Adquisición de derechos de licencia.abre una nueva pestaña

Puede interesarte

Lula de Brasil se reunirá con Zelensky de Ucrania en Nueva York el miércoles

[1/2]El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, asiste a la ceremonia del Día …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *