¿Por qué es tan popular Naib Bukele de El Salvador?

El Salvador es un país pequeño. Pero su presidente está a la vanguardia de lo que el escritor Ryan Broderick llamó «populismo desordenado» en un artículo de julio de 2021 para La política exterior.

El Salvador es un país pequeño. Pero su presidente está a la vanguardia de lo que el escritor Ryan Broderick llamó «populismo desordenado» en un artículo de julio de 2021 para La política exterior.

El presidente salvadoreño Nayib Bukele fue elegido en 2019 como un alborotador político. Nieto de inmigrantes palestinos y ex alcalde de la capital del país, San Salvador, Bukele ha prometido el fin de las divisiones que han afectado a El Salvador desde la guerra civil de 1979 a 1992. Su juventud le ha ayudado a promocionar su presidencia como una oportunidad para un nuevo comienzo: a los 37 años, se convirtió en el jefe de Estado más joven de América Latina y el primer líder milenario de la región. Su recién fundado partido Nuevas Ideas puso fin a 30 años de control bipartidista en el país, que anteriormente había alternado entre la derechista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) y el exguerrillero de izquierda Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN). este último del cual Bukele alguna vez fue miembro.

El Salvador alguna vez tuvo el desagradable título de tener la tasa de homicidios per cápita más alta del mundo. Bukele redujo drásticamente esa cifra, pero no sin controversia. Se cree que el presidente llegó a un acuerdo con las dos pandillas más grandes del país, MS-13 y Barrio 18, poco después de asumir el cargo en 2019, informó Catherine Osborne de FP en el Latin America Brief en abril de 2022 ((Tales negociaciones entre el gobierno y (Las pandillas no son inusuales en la región). Pero después de que El Salvador experimentó un período sangriento de tres días en marzo, la mayoría de los observadores asumieron que el acuerdo con las pandillas de Bukele se había roto.

En los casi dos años transcurridos desde entonces, Bukele ha instituido una política de tolerancia cero hacia el crimen que ha hecho que su popularidad se haya disparado y el historial de derechos humanos de El Salvador se haya desplomado. Los homicidios en el país disminuyeron un 92 por ciento respecto a 2015 Wall Street Journal se informó en julio pasado y los flujos de migrantes desde El Salvador con destino a Estados Unidos han disminuido. Incluso los oponentes políticos de Bukele admiten que objetivamente se sienten mucho más seguros en el país.

Pero las organizaciones de la sociedad civil y los defensores de la democracia advierten que esta seguridad ha tenido un alto precio. Para reducir el número de asesinatos en El Salvador, el gobierno de Bukele impuso un estado de emergencia cada vez más extenso que le permitió arrestar a presuntos pandilleros de manera arbitraria y sin el debido proceso. Más del 1 por ciento de la población del país está recluida en el sistema penitenciario de Bukele se jactan de de X, la plataforma antes conocida como Twitter. El año pasado, Bukele inauguró un nuevo megacentro al que llamó «Centro de Detención por Terrorismo», con capacidad para 40.000 reclusos. En un informe de diciembre de 2023, Amnistía Internacional advirtió sobre un «enfoque punitivo y represivo cada vez más profundo en la seguridad pública» y el «uso sistemático de la tortura y otros abusos contra prisioneros en centros penitenciarios» en El Salvador.

Las alarmas de los guardias no hicieron nada para frenar la popularidad de Bukele. En mayo de 2023, su índice de aprobación era del 91 por ciento. Los políticos de América Latina están tomando nota y algunos se han comprometido a emular sus políticas, calificando al presidente salvadoreño como un «modelo a seguir» que ha «logrado un milagro». En octubre pasado, Bukele sugirió lidiar con los militantes de Hamás adoptando su enfoque de tolerancia cero hacia la MS-13.

Bukele tomó las críticas a su enfoque con calma, con respuestas burlonas que incluyeron cambiar su biografía X a «el dictador más genial del mundo» durante un tiempo. La presencia en línea del presidente de El Salvador puede rayar en lo parecido a un meme, pero los expertos dicen que es una parte crítica de la maquinaria de relaciones públicas y medios de su gobierno. X y TikTok no solo están ayudando a Bukele a encubrir la política controvertida con videos ingeniosos y publicaciones provocativas. Las plataformas también le permiten cultivar una personalidad distintiva en la que «un autoritarismo leve se basa en una sensación de genialidad», explicó Broderick en 2021, comparando el perfil X de Bukele con el de Elon Musk.

Quizás nada resume mejor el intento de Bukele de convertirse en una fraternidad amigable en Internet que su decisión de introducir bitcoin como moneda de curso legal en El Salvador, una economía por lo demás dolarizada donde la mayoría de la población no tiene cuentas bancarias y muchos no tienen acceso a Internet. El proyecto fue recibido con escepticismo público y comenzó a fallar a las pocas horas de su introducción, escribió el experto en criptomonedas David Gerrard en La política exterior en septiembre de 2021. La Ley Bitcoin «asusta a los mercados de bonos», añadió Gerard. «El Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional ya no están dispuestos a proporcionar financiación adicional.»

Aunque Bukele no lo admita, El Salvador necesita estos fondos. Con muchos acreedores preocupados por el juego de Bitcoin, San Salvador ha pasado a jugar juegos geopolíticos con su deuda nacional de miles de millones de dólares. Como reveló el periodista Daniel Mackie en una investigación de noviembre de 2023 sobre La política exteriorBukele ha instrumentalizado al Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), que recibe financiación estadounidense, para proporcionar cientos de millones de dólares en préstamos al gobierno salvadoreño para comprar su propia deuda.

En otro caso, Bukele utilizó dinero del BCIE destinado al alivio de la pandemia de COVID-19 para comprar bitcoins, lo que Mackie calificó de «proyecto de vanidad». La administración Bukele también ha tratado de influir en los prestamistas respaldados por Estados Unidos promocionando propuestas para los inversores chinos. Bukele dijo que espera que El Salvador firme un nuevo acuerdo con el FMI después de las elecciones de este año.

El informe de Mackie del año pasado también mostró cómo Bukele había destruido las instituciones democráticas de El Salvador. Después de que su partido Nuevas Ideas obtuviera una supermayoría en la Asamblea Legislativa unicameral del país, Bukele pudo impulsar su agenda rápidamente. «Deconstruyó el sistema judicial de El Salvador para hacerlo amigable con él», escribió Mackie, llenando su máximo órgano, la Corte Constitucional, con partidarios leales y obligando a docenas de jueces a jubilarse. Mientras tanto, «un creciente grupo de abogados, periodistas y activistas por la democracia y los derechos humanos salvadoreños se han visto obligados a exiliarse».

El Tribunal de Amistad Bukele estará en el centro de la votación de El Salvador el 4 de febrero. Oficialmente, la constitución del país prohíbe a los presidentes en ejercicio postularse para la reelección, pero en 2021 los jueces emitieron un fallo que permitía un segundo mandato consecutivo. La Fundación Debido Proceso dijo que la decisión era parte de «la rápida regresión de El Salvador al autoritarismo» y pidió al gobierno de Bukele que dimitiera. Pero en octubre pasado, Bukele y su vicepresidente, Félix Ulloa, registraron su fórmula para buscar otro mandato de cinco años.

El 30 de noviembre de 2023, Bukele renunció oficialmente a su cargo para iniciar la campaña. Aunque oficialmente se postula para presidente contra una amplia gama de candidatos rivales, Bukele tiene casi garantizada una mayoría absoluta el 4 de febrero sin necesidad de una segunda vuelta. El economista citó una encuesta de agosto de 2023 que mostraba que alrededor del 70 por ciento de los salvadoreños tenían la intención de votar por Bukele. Una encuesta de Gallup de noviembre de 2023 publicada en El mundo fue aún más decisivo: el 93 por ciento de los encuestados dijo que votaría por Bukele, mientras que su siguiente competidor más cercano, Joel Sánchez de ARENA, le siguió con un 3 por ciento. Manuel Flores, del FMLN, registró sólo el 2 por ciento.

Todos los escaños de la Asamblea Legislativa también estarán en juego el 4 de febrero, y la mayoría probablemente los ganará Nuevas Ideas. Un mes después, el 3 de marzo, todos los municipios de Salvador elegirán nuevos alcaldes y concejos. A lo largo de su mandato, Bukele fortaleció su control tanto sobre la legislatura como sobre los municipios, reduciendo el número de escaños en la Asamblea Legislativa de 84 a 60 y reduciendo mediante fusiones los 262 municipios y alcaldes anteriores a solo 44.

A sus 42 años, el autoproclamado «Jefe del Ejecutivo de El Salvador» ya tiene un pesado legado. En tan solo un mandato, Bukele construyó una base real de apoyo, mejorando considerablemente las vidas de muchos salvadoreños. Pero para llegar allí, su gobierno ha cometido graves supuestos abusos contra los derechos humanos y ha mostrado desprecio por la democracia y el Estado de derecho. Está en camino de permanecer al menos otros cinco años en el poder y no parece que nada pueda detenerlo.

Puede interesarte

Expertos informan al Consejo de la ONU sobre ‘violaciones sistémicas de derechos humanos’ en Nicaragua

Daniel Ortega | Foto: AFP Impulsados ​​por el deseo de silenciar las voces críticas, el …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *