¿Terminará algún día la saga de las negociaciones comerciales? – DW – 05/03/2024

Mientras los expertos en comercio coinciden en que la ventana de oportunidad para un acuerdo se está cerrando, Josep Borrell, jefe de asuntos exteriores de la Unión Europea, entregó la semana pasada otra dosis de malas noticias sobre el acuerdo comercial entre la UE y América del Sur, Mercosur.

Si bien los países sudamericanos han expresado su intención de firmar el controvertido pacto comercial, la resistencia de la UE, dijo Borrell, amenazó con descarrilar el acuerdo.

El presidente francés, Emmanuel Macron, en particular, teme que se esté gestando la ira entre los agricultores de su país, que temen una feroz competencia de los altamente eficientes sectores agrícolas de Brasil y Argentina.

Un agricultor pasa junto a una fila de tractores, sosteniendo remolachas rellenas y tirando de un tractor de juguete que ondea una bandera francesa, mientras los agricultores procedentes de Mosa y Mosela bloquean la autopista A4, cerca de Jossiny, al este de París, el 30 de enero de 2024.
¿El miedo de los agricultores europeos impide un avance en las negociaciones?Imagen: BERTRAND GUAY/AFP

«Perdimos 22 años»

El ex presidente uruguayo José «Pepe» Mujica resume el sentimiento de los países miembros del Mercosur, Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay y Bolivia, que pronto se unirá. En un evento del bloque comercial en Brasil la semana pasada, Mujica dijo que las conversaciones «no han ido bien y no irán bien», y llegó a la aleccionadora conclusión de que «hemos perdido 22 años».

Los informes sugieren que las conversaciones podrían estancarse hasta después de las elecciones europeas de junio, y algunas fuentes incluso insinúan un alto hasta septiembre, según el ministro de Asuntos Exteriores paraguayo, Rubén Ramírez.

Europa es el «perdedor final»

El consultor y analista radicado en Buenos Aires, Carl Moses, ve un claro perdedor en la saga en curso. En una entrevista con DW, afirmó que Europa «no sólo está perdiendo cuota de mercado y oportunidades de futuro en América del Sur», sino también credibilidad en términos de su «papel geopolítico».

«El Mercosur lleva años esperando a la UE y probablemente esté acostumbrado a esta situación. La perdedora es Europa», afirmó.

Foto de Carl Moisés
El economista argentino Carl Moses tiene una visión clara de quiénes sufren más por el estancamiento de las negociacionesImagen: Tobias Buyer/DW

Moisés destacó el revés para el nuevo presidente de Argentina, Javier Millay, un acérrimo defensor del libre comercio que esperaba un primer éxito en política exterior y avances en la liberalización de mercados a través del acuerdo Mercosur.

China vuelve a ser el centro de atención

Después de que los europeos nuevamente no lograran llegar a un consenso, China volvió a surgir como un socio potencial.

El presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, ha defendido a Beijing como un nuevo socio potencial para las conversaciones de libre comercio, pero ha sido criticado por su posición entre los miembros del Mercosur.

Millay, de Argentina, por ejemplo, se opone rotundamente a las conversaciones con los «comunistas chinos» porque se ha convertido en un «garrote de resistencia» contra Beijing, dijo Moses. «Mientras tanto, el Mercosur está cerrando acuerdos, como con Singapur y próximamente con los Emiratos Árabes Unidos».

También se está preparando un acuerdo comercial entre Mercosur y un grupo de países europeos más pequeños que no son miembros de la UE pero están estrechamente vinculados al bloque. Sin embargo, el llamado bloque comercial AELC, que comprende Liechtenstein, Noruega, Islandia y Suiza, es menos importante con una población total de sólo 14 millones de personas.

Oportunidad perdida y nuevos desafíos

El acuerdo de libre comercio UE-Mercosur ya se negoció plenamente en 2019, pero desde entonces se ha enfrentado a un bloqueo de Francia por preocupaciones ambientales sobre la deforestación en la selva amazónica durante el gobierno del expresidente brasileño Jair Bolsonaro.

Es más, la UE ha endurecido aún más las normas medioambientales, lo que llevó al nuevo presidente de izquierda de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, a acusar a la UE de aplicar un «proteccionismo verde» contra América del Sur.

Después de las elecciones europeas de junio, ambos países planean hacer otro intento para finalizar el pacto comercial.

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, recibe a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, sobre posibles asociaciones y un acuerdo entre Mercosur y la Unión Europea el lunes 12 de junio de 2023.
El líder brasileño Lula da Silva le dio la espalda a la jefa de la UE, Ursula von der Leyen, sobre el comercio en términos de la UEImagen: Alianza Tom Molina/NurPhotopicture

Sin embargo, el panorama político y regulatorio está cambiando rápidamente. Un grupo de estados miembros de la UE liderado por Alemania derogó la llamada Ley de Cadena de Suministro del bloque, que contaba con el respaldo de ambientalistas y activistas de derechos humanos pero que los sudamericanos consideraban una usurpación colonial de su soberanía.

Por otro lado, el grupo ambientalista Greenpeace emitió una opinión legal cuestionando la base fundamental del acuerdo de libre comercio, argumentando que podría conducir a una expansión «poco respetuosa con el medio ambiente» del comercio y el transporte marítimo.

El analista argentino Carl Moses dijo que cada día «se clava un nuevo clavo en el ataúd» del acuerdo comercial UE-Mercosur.

«Es absurdo, pero la mayoría de los expertos están convencidos de que Europa necesita el acuerdo con mucha más urgencia que América del Sur. Y, sin embargo, Europa no logra ningún progreso», afirmó.

Este artículo fue escrito originalmente en alemán.

Puede interesarte

La UE no se ha retirado del acuerdo comercial con América Latina – POLITICO

En otras palabras, Paraguay no se interpondrá en el camino del acuerdo, a pesar de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *